Llueve en la calle

Llueve en la calle, donde aun no ha amanecido.
La lluvia moja el asfalto y las aceras.
Mientras ese sonido me devuelve a la vida,
a este día en el que de nuevo no te tendré.

Aun no termino de abrir los ojos,
de tomarme ese café que me lleve a mi realidad
con el calor de la taza en mis manos,
sin el calor de tu cuerpo a mi espalda

Y es, cariño mío, en días como este,
cuando antes de abrir los ojos ya pienso en ti,
con un deseo incontrolable de abrazarte,
un deseo loco por besarte mil y una veces

Y afuera, en la calle, sigue lloviendo,
como anoche lo hacia mi corazón al irse a dormir.
Con la pena de no tener al amor de mi vida a mi lado,
con la pena de que el conformismo devore al amor.

Anuncios

Dime que te parece dejando un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: